Cómo atar unas Enix


El Cierre Enix® es un cierre sencillo y a la vez muy efectivo a la hora de ajustar nuestras sandalias, pero a veces puede resultar complejo si nunca hemos tenido otras sandalias de este tipo. Para facilitaros la tarea y que consigais un ajuste perfecto independientemente de vuestra experiencia, hemos creado este pequeño tutorial con fotos:

Información Previa: 

* Es muy importante tener en cuenta que el cierre de velcro del exterior del pie (el del tramo corto de velcro) solo lleva velcro para poder desmontar las cintas (para lavarlas, por ejemplo). No es un elemento de ajuste y por lo tanto NO HAY QUE SOLTARLO en ningun momento. El único velcro que soltaremos y apretaremos será el tramo largo que corresponde al interior del pie.


* Siempre que tiremos de las cintas a traves de los pasadores laterales, DEBEMOS LEVANTAR LIGERAMENTE EL TALÓN, para no forzar los laterales de las sandalias y pasar las cintas sin tirones y con suavidad.

Pasos:


1.- El primer paso al recibir nuestras sandalias es soltar el velcro largo y aflojar las cintas de los pasadores. Situaremos el pie en su posición, dejando el mismo espacio por la parte delantera que por la trasera, independientemente de dónde este situado el cordon entre los dedos. Aunque parezca obvio, éste paso de situar el pie correctamente en la sandalia es muy importante. Ajustaremos el primer tramo (cordón + velcro exterior corto) recortando su longitud, tirando de la cinta por el pasador hasta que el tramo esté apretado pero no en exceso.


2.- Ajustaremos el tramo trasero del mismo modo, tirando suavemente de la cinta por el pasador del interior del pie, hasta que notemos que la cinta del talón está bien ajustada.


3.- El tercer tramo se aprieta mediante el velcro largo. Pasamos la cinta por dentro del ojal de cordón y tensamos hasta obtener la fijación deseada. 


4.- Finalmente, el cierre debe quedar como en la imagen, con el tramo de cordón orientado ligeramente hacia el exterior del pie. Si el tramo de cordon, una vez apretado el tercer tramo apunta en linea recta hacia el centro del tobillo, la parte delantera del pie estará suelta y deberemos soltarlo todo y empezar de nuevo tensando más el primer tramo, llevando el ojal de cordón lo más cercano posible al exterior del pie.

Y ahora que tienes la sandalia correctamente atada, RECUERDA:

* Es normal que las primeras veces notemos que la sandalia se va soltando poco a poco. Esto se debe a que las cintas van cediendo en los cruces laterales y por lo tanto, los 3 tramos se van soltando. Es importante volver a hacer todo el proceso para ajustarlas de nuevo

* Los tramos son independientes, y si notamos que la cinta del talón cae, no conseguiremos nada apretando el velcro largo. Volved a tensar desde el primer tramo toda la cinta y encontrareis el ajuste perfecto!

Si una vez seguidos estos pasos no conseguís el ajuste ideal, podeis enviar una foto de vuestro atado (desde varios ángulos) a enixsandals@gmail.com y os ayudaremos a conseguirlo!